A la hora de dar el paso para comenzar con las sesiones de depilación por láser, es recomendable contemplar todas las indicaciones y advertencias que hay que seguir antes de proceder con el tratamiento. La depilación láser, a pesar de ser uno de los métodos de depilación más cómodos y efectivos, ya que hace que el vello corporal deje de crecer debido a que actúa directamente sobre el folículo piloso, aún despierta ciertas dudas respecto a los posibles efectos que puede llegar a provocar en la salud y en la propia piel. Bien, es importante tener claro que, siguiendo los consejos pautados por el especialista de depilación láser, esta técnica es muy segura y no supone un mayor riesgo a posteriori. 

 

Por otro lado, no solo surgen dudas sobre los cuidados que se deben llevar, tanto antes como después, de la piel a tratar; sino que también existe cierta incertidumbre ante el uso de medicamentos. ¿Son compatibles con la depilación láser? ¿Pueden llegar a ser peligrosos para la salud?

Ante la pregunta “¿Son compatibles los medicamentos con la depilación láser?“, la respuesta es sí y no. Es posible comenzar con las sesiones de depilación en caso de estar tomando medicamentos, siempre y cuando estos no sean fotosensibles. Cuando hablamos de un medicamento fotosensible nos referimos a aquellos que en su composición poseen componentes químicos fotosensibles, ya sean de estos de aplicación tópica o de administración oral. Estos elementos fotosensibles provocan que nuestra piel esté más sensible a la exposición solar, pudiendo provocar fenómenos anormales en esta, los cuales van desde el picor hasta terribles y dolorosas quemaduras, ampollas y edemas

 

Entre los medicamentos fotosensibles que suponen un riesgo a la hora de la depilación láser por diodo son algunos antibióticos, antidepresivos, antiácidos, antihistamínicos, ciertos corticoides, diuréticos, anticonceptivos, antiinflamatorios, entre otros. 

 

Siempre que haya dudas respecto a la medicación que estemos siguiendo, podemos consultarlo previamente con nuestro médico de cabecera y, sobre todo, poner al tanto al especialista que nos vaya a realizar el tratamiento. SinVello! cuenta con expertos que podrán resolvernos todas las preguntas que tengamos respecto a ciertos fármacos y evitar posibles efectos adversos. 

 

Antiinflamatorios mas utilizados.

Lo primero es recalcar que vamos a solucionar las típicas preguntas que nuestros clientes nos suelen hacer como por ejemplo:

  • Se puede tomar paracetamol si te haces el láser

  • Se puede tomar ibuprofeno si te haces el láser

  • ibuprofeno cuantos días antes del láser debo dejar de tomarlo

  • Nolotil y depilación láser

  • Diazepam y depilación láser

Como hemos señalado antes, los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) no son compatibles con la depilación por láser. El principal motivo es que, entre sus ingredientes, encontramos algunos que poseen efectos fotosensibles y fotosensibilizantes, los cuales pueden llegar a generar un serio problema tras la depilación. A pesar de que la depilación láser es un procedimiento muy poco invasivo y, realizado en una buena clínica médico estética como SinVello!, totalmente seguro, es importante conocer las posibles complicaciones que se puedan generar. Siempre es mejor prevenir que curar

  • Los antiinflamatorios se pueden dividir en dos tipos:

 

  1. Antiinflamatorios esteroideos: Pueden ser corticoides naturales, hormonas que nuestra corteza adrenal genera de forma totalmente natural, o semisintéticos, los cuales, a pesar de poseer características tanto a nivel estructural como farmacológico muy similares a los primeros, son más potentes. Este grupo de antiinflamatorios son los menos usados debido a los posibles efectos secundarios sobre el organismo. 
  2. Antiinflamatorios no esteroideos (AINES): Los más conocidos y usados a nivel mundial. En este grupo se encuentra el famoso Ibuprofeno, Paracetamol, Espidifen y la Aspirina, el primer antiinflamatorio comercializado. Se caracterizan por ser un conjunto de fármacos químicamente heterogéneo que no solo actúan para paliar las inflamaciones de los tejidos, sino que también pueden llegar a actuar como analgésicos y antipiréticos

 

 

Conociendo los diferentes tipos de antiinflamatorios que existen en el mercado es necesario que sepamos que no todos poseen el mismo grado de fotosensibilidad ya que no todos son iguales. Habría que valorar dosis, frecuencia y composición antes de proceder a tomar una decisión. 

 

Tipos de reacciones fotosensibles ante la depilación láser

 

La fotosensibilidad causada por los antiinflamatorios puede suponer un serio problema si no se siguen ciertas pautas. Este hace que nuestra piel esté más sensible a la exposición solar y a la luz láser, absorbiéndola como mayor facilidad, pudiendo provocar heridas y quemaduras.

 

  • Ahora bien, las reacciones fotosensibles no son todas iguales. Podemos distinguir dos tipos

 

  1. Fototoxicidad: Este es, con toda seguridad, el efecto más común ya que se da hasta en un 95% de los casos. Su causa se produce, sobre todo, por la ingesta oral de ciertos fármacos. Consiste en una reacción de carácter no inmunológico en la que el medicamento, antiinflamatorio en este caso, absorbe la radiación, generando que se liberen radicales libres, los cuales acaban produciendo muerte celular. A nivel físico, los efectos son muy similares a los de una quemadura solar o, en ciertos casos, la aparición de manchas oscuras pasado un tiempo determinado.  

 

  1. Fotoalergia: Al contrario del anterior, es la menos común ya que se produce por la aplicación de fármacos mediante vía tópica. En este caso, el medicamento se acaba trasformando en un alérgeno, provocando la respuesta inmunitaria y actuando como si se tratase de una reacción alérgica o una dermatitis. Esta reacción puede tardar más de dos semanas en aparecer. 

 

Consejos para prevenir la fotosensibilidad causada por antiinflamatorios

 

Al igual que no todos los antiinflamatorios y medicamentos poseen el mismo grado de fotosensibilidad, no todas las personas que consumen antiinflamatorios reaccionan de la misma manera. Aun así, siempre es recomendable prevenir, y seguir una serie de consejos que pueden ayudarnos a la hora de comenzar con el tratamiento de depilación por láser: 

 

  1. No suspenderlo antes de consultarlo con el médico: Siempre debemos informar a nuestro médico de nuestros planes, para que así pueda informarnos de los posibles riesgos y, en caso necesario, que este nos cambie de medicación o nos aconseje otro tipo de antiinflamatorio no fotosensible. Nunca debemos suspender su consumo por nuestra cuenta, ya que puede ser contraproducente. 

 

  1. Usar un fotoprotector: Tras la depilación será importante cuidar correctamente la piel, sobre todo si retomamos el consumo de antiinflamatorios. Para ello podemos aplicar sobre la piel tratada un fotoprotector (crema solar) de elevada protección cada poco tiempo. De esta forma le proporcionaremos las herramientas necesarias para evitar quemaduras, irritaciones y picores. 

 

  1. Consultar a los expertos: Ante cualquier irregularidad o anormalidad en nuestra piel será fundamental informar cuanto antes al técnico que nos realizó la depilación por láser, para que este nos aconseje sobre cómo actuar y evitar que el problema vaya a más. En caso de que empeore, deberemos acudir a nuestro centro médico. 

 

 

¿Es incompatible consumir antiinflamatorios con la depilación láser?

 

A pesar de que dependerá de las cantidades que posea de elementos fotosensibles que posea un antiinflamatorio, por precaución lo mejor es evitar su uso si deseamos empezar con la depilación por láser diodo. Se aconseja dejar su consumo al menos tres días antes del tratamiento, aunque en cualquier caso debemos mantener informados tanto a nuestro médico como al técnico de láser. Ambos nos aconsejarán para que las sesiones de depilación láser sean totalmente seguras para nosotros y para nuestra piel