Es natural que tanto antes como después de las primeras sesiones de depilación láser, surjan una serie de dudas respecto a los cuidados y pautas a seguir. A pesar que este método de depilación es cada vez más popular entre la población, sin distinción de sexos, aún existe mucho desconocimiento sobre cómo actuar frente a esta cómoda y sencilla forma de decirle adiós al vello corporal. 

 

Entre estas cuestiones se encuentra el uso de cremas y productos cosméticos tras el tratamiento de láser. Y aquí entra el ácido glicólico, uno de los principales componentes de gran cantidad de productos destinados al cuidado personal. ¿Es compatible su aplicación sobre la piel depilada mediante láser? ¿Supone alguna contraindicación?

 

¿Qué es el ácido glicólico?

 

Para empezar, es importante saber qué es y en qué consiste el ácido glicólico. Se puede afirmar que se trata de un alfahidroxiácido (AHA), el cual es empleado para tratar la piel a un nivel más profundo, penetrando en todas las capas de la piel, actuando directamente sobre las arrugas; además, también tiene la capacidad de proporcionar luminosidad y reparar aquellas heridas y daños causados por una exposición prolongada del sol. A pesar de que se conoce a la perfección los efectos de este ácido, cómo funciona aún es un misterio. El AHA se obtiene a partir de la caña de azúcar. 

 

Cabe destacar que el ácido glicólico es bastante popular, y el favorito, de la cosmética coreana, siendo uno de los más usados para elaborar exfoliaciones químicas destinadas a eliminar células muertas. Por otro lado, su uso se está aplicando cada vez más en la cosmética de todo el mundo. 

  

Beneficios y propiedades del ácido glicólico

 

Este AHA aporta gran cantidad de beneficios para la piel de casi todas las edades. En el mundo de los cosméticos se emplea concentraciones de ácido glicólico que pueden variar entre un 4% y un 20%, cuyos beneficios varían según las cantidades. Los productos que usan bajas concentraciones de este AHA están destinados a exfoliaciones ligeras, mientras que las más altas están destinadas a tratamientos de arrugas, pigmentación y a combatir el acné

 

Por otro lado, por norma general el ácido glicólico contiene los siguientes beneficios

 

  1. Ayuda a corregir las pequeñas imperfecciones de la piel: Al favorecer la renovación celular de las distintas capas de la piel a través de exfoliaciones con este componente, permite que esta recupere luminosidad. 

 

  1. Combate la piel seca: Este AHA es el aliado perfecto para combatir la sequedad no solo de la cara, sino también de todo el cuerpo. Por otro lado, también es bueno para hacer frente a arrugas, eczemas y la psoriasis

 

  1. Bueno contra las arrugas: La cantidad de arrugas causadas por el envejecimiento se pueden llegar a reducir gracias a los efectos del ácido glicólico. Además de rehidratar la piel y corregir las imperfecciones causadas por el sol. 

 

  1. Penetra en la epidermis: Dentro de la categoría de todos los AHA, el ácido glicólico es el que menor peso molecular posee, por lo que permite que este penetre directamente sobre todas las capas de la piel, estimulando así la actividad celular

 

  1. Es un buen exfoliante: Una de las propiedades más características de este ácido es la eliminación de todas las células muertas que se acumulan en la capa más externa de la piel. Permite que esta se desprenda y regenere de forma natural y más rápida, todo esto sin necesidad de emplear productos y métodos agresivos. 

 

  1. Apta para todo tipo de piel: Aunque su uso está recomendado para cualquier tipo de piel, siempre es aconsejable consultar a nuestro dermatólogo para evitar posibles efectos adversos. 

 

A pesar de que es beneficioso para cualquier tipo de dermis, resulta especialmente positivo en: 

 

  • Pieles grasas: Este tipo de AHA permite eliminar el exceso de cebo de la cara, reduciendo considerablemente la aparición de espinillas y granos. Por ende, es muy útil para aquellas personas que padecen de acné

 

  • Pieles con manchas: Al actuar sobre todas las capas de la dermis, permite que las más exteriores se aclaren, reduciendo la intensidad y pigmentación de las manchas

 

 

¿Cómo usar el ácido glicólico?

 

Como hemos mencionado anteriormente, podemos encontrar productos que contengan mayor o menor concentración de este ingrediente, según el uso que se le vaya a dar. Es importante que tengamos en cuenta que, a mayor cantidad de ácido glicólico, mayor irritación provocará en la piel. Por este motivo, es recomendable empezar usando pequeñas cantidades, para así ir acostumbrando la piel y viendo cómo reacciona a este componente. 

 

Lo mejor es empezar aplicándola cada noche, o noche sí, noche no, en pequeñas cantidades. Si por el contrario preferimos usarla por la mañana, será fundamental aplicar automáticamente un protector solar potente ya que, al exfoliar la piel, la protección natural de esta se ve disminuida, quedando más expuesta y sensible a factores externos, como el sol, el aire, etc. 

 

Por otro lado, el ácido glicólico se debe emplear tras la limpieza facial, nunca antes. La piel debe estar limpia. Y su aplicación se puede hacer mediante un algodón o usando directamente las manos, realizando círculos sobre esta; se debe evitar el contorno de los ojos

 

 

Ácido glicólico y depilación láser

 

Al ser un componente popular en la mayoría de cosméticos empleados por cada vez más personas, es común que surjan ciertas dudas su uso, sobre todo cuando se tiene la idea de recurrir a tratamientos de depilación láser para eliminar el vello corporal. ¿Es posible seguir usando nuestra crema con ácido glicólico si quiero depilarme con láser? La respuesta es no, no se recomienda su uso ni antes ni después de las sesiones de depilación. El principal motivo es que todo producto compuesto por este ingrediente puede llegar a irritar la piel, algo totalmente contraproducente tras la aplicación de láser ya que la piel estará más sensible y delicada

 

¿Cuándo se puede volver a usar cosméticos con ácido glicólico? Bien, para poder responder a esta pregunta será necesario recurrir al experto que vaya a realizarnos las sesiones de depilación por láser. En SinVello! tanto antes como después del tratamiento podremos consultar esta y todas las dudas que tengamos, para así evitar cualquier problema en la piel. 

 

¿Cómo cuidar la piel tras la depilación láser?

 

Tras las sesiones de depilación por láser es natural que experimentemos cierta inflamación y enrojecimiento en la zona tratada. Es en esta fase cuando debemos aplicar los cuidados necesarios para poder disfrutar de los mejores resultados y, sobre todo, para que nuestra piel se mantenga saludable y sin ningún efecto secundario. 

 

  1. Prescindir del  maquillaje y cualquier otro cosmético: Ya hemos señalado los efectos negativos de seguir empleando productos cosméticos con ácido glicólico tras la depilación. La piel estará más sensible y delicada, por lo que se recomienda mantenerla libre de cualquier producto que pueda provocar irritación o enrojecimiento. 

 

  1. Mantenerla hidratada: La crema hidratante sí es apta, siempre y cuando esté libre del ingrediente antes mencionado. Será importante aplicar crema sobre las zonas tratadas para reducir la inflamación e irritación que pueda causar el láser. Sobre todo, si hemos recurrido a la depilación brasileña por láser, donde las zonas depiladas, al ser más delicadas, requieren mayores cuidados

 

  1. Usar protección solar: Tras haber pasado el tiempo indicado por el experto en láser y poder volver a exponer la piel depilada por láser, será muy importante usar cremas de protección solar con frecuencia, al menos tres o cuatro veces al día. De esta forma mantendremos nuestra piel protegida de posibles quemaduras y problemas derivados de la exposición solar.